Loading cart contents...
View Cart Checkout
Cart subtotal: 0

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Raúl Ibáñez (Profesor e investigador en Geometría en la Universidad del País Vasco en Bilbao)

Puntodepapel , cuyo lema, volvemos a recordar, es “aprender no es un juego, pero jugando se aprende”. El libro que nos sirve de musa en esta entrega es “Buscando a LO”, de la artista murciana Teresa Navarro, autora de libros tan fascinantes como “La rebelión de las formas”(2010) o “Concertina y el dragón” (2012). Al igual que en otros de sus libros, como los recientes “Paulhexaedro”, “Theresio” o “Fantasmilla”, en él se entremezclan las matemáticas, la literatura y el arte.

Pilar Carrasco Lluch (Docente en aulas hospitalarias. Doctora en Didáctica de la Lengua y la Literatura)

PUNTO DE PAPEL. Por asociación de ideas, al nombrar estas tres palabras, muchas se pasean por mi cabeza: amistad, ilusión, valentía, belleza, investigación, matemáticas, emociones, calidad, diversión, profesionalidad, juego, arte… Después de inclinar mi sombrero, ante sus protagonistas: Teresas, Verónica, Paco; esas cuatro inquietas mentes y corazones que no nos dejan respirar con la cantidad y calidad de sus producciones y propuestas, y como hay ya en esta página acertados comentarios sobre los valores matemáticos y artísticos de estos libros, voy a resaltar las emociones que  encuentro entre los personajillos que pueblan estos territorios: La rebelión de las formas: Su gran formato, la calidad de su papel , la belleza de sus ilustraciones crean el marco ideal para esta historia de superación, de cumplir los sueños, atreverse, ir más allá…una gran lección para niños y adultos “viciosamente acomodaticios”. Además: el vivir con el otro, tomar decisiones comunes sin que las minorías salgan perjudicadas. Ayudándonos, colaborando, resolviendo los diarios conflictos de convivencia, es el único modo de avanzar como personas y comunidad. ¡qué lección nos dan a los humanos estas pequeñas formas! Concertina y el dragón: ¿”Por qué denigramos a todos los que son diferentes”? Por miedo, por sentirnos superiores…No tenemos respuestas, pero sí la evidencia de que pasa. A fuerza de nuestra presión, esta persona termina creyéndose que no vale nada, y se esconde, agrede, se deprime…Menos mal que hay corazones blancos como el de Concertina, que creen en el otro, y no se aferran a prejuicios, ni estereotipos. Y son esas personas las que ayudan a que salga lo mejor del otro, a tocar la buena nota, y conseguir que armonice con el resto. Así surgen las buenas orquestas y las humanas sociedades. Libros juegos: Los cuatro últimos libros de esta editorial, son libros en el que el lector tiene un papel muy activo, puesto que tiene que construirlos. Si el niño es pequeño, y los no tanto, necesitará la ayuda de un adulto. Esto añade a la vitamina C de Cuento, la C22 de Cooperación, la A de afecto y la D de super distracción. Ya empezamos bien, y además: Caperucita: Que mejor manera de perder miedo al lobo que jugando con él, ayudando a defenderse a Caperucita, o volviendo al lobo bueno…Nosotros somos co-creadores de este cuento, y hacemos lo que nos plazca, para recrear y adaptar la trama de esta universal y eterna historia a nuestras necesidades vitales. Paulhexaedro, Fantasmilla, Teresio : estas tres historias en acción tienen todas un mensaje común que incita al atrevimiento, al salir del cómodo lecho de lo “déjà vu” a un emocionante mundo donde existen otras dimensiones, otros números y colores, otras formas. Para ello hay que pensar, colaborar, arriesgar, dedicarle tiempo y esfuerzo, pero, merece tanto la pena. En este caso concreto obtener una bella marioneta basada en las de Paul Klee es un ejemplo del premio a la superación.

Ángel Cara (Profesor de Matemáticas en el Colegio Miguel de Cervantes de Sao Paulo (Brasil)

MATEMÁTICASDEPAPEL
¿SE NACE O SE HACE?
Doña Nati, doña Mª Ángeles, doña Trini, don Benito, don Antonio, don Granados, don Juan y don Fernando, estos fueron mis maestros de Primaria y profesores de Secundaria que me enseñaron MATEMÁTICAS…
Ahora soy yo el profesor (aunque me gusta más la palabra “maestro”), de matemáticas, y de vez en cuando me pregunto, como buen matemático al que le gustan los números, ¿cuál es el porcentaje en que cada una de estas personas influyó a que decidiera dedicar mi vida a lo mismo que ellos? Si pienso en la respuesta, me da tanto miedo ser consciente de la influencia que un maestro/profesor tiene sobre el presente y el futuro de cada uno de sus alumnos, que la responsabilidad que implica me haría temblar tanto las piernas que sería incapaz de articular palabra cada vez que entro por la puerta de mi clase…
Este es uno de los motivos por los que intento, en la medida de lo posible, que el alumno sea el PROTAGONISTA de su propio aprendizaje, y en consecuencia, de su propia vida. Para ello intento utilizar y aprovechar los recursos que cada centro ofrece, y adaptarlos a las técnicas y procedimientos en los que el alumno “construye matemáticas con sus propias manos”…
Cualquier persona, ya sea padre/madre, maestro/a, profesor/a, etc. sabe que uno de los principales problemas de la Educación es la falta de motivación de nuestros jóvenes. Desafortunadamente nuestros políticos no ayudan nada a intentar solucionar esta problemática, ya que son los primeros que le faltan el respeto a la Educación (y por tanto, a todos los ciudadanos) tomándola como moneda de cambio…Pero ese es otro tema. Por eso, cada día intento aprender a ser mejor profesor, cosa que no es nada fácil, ya que una cosa que echo en falta en mi experiencia como alumno, es fomentar la capacidad de “aprender a aprender”…
Éste es uno de mis objetivos en mi día a día de clase, ya que si consigues que el alumno SIENTA las matemáticas como algo “que es”, “que está ahí”, “que no se crea ni se destruye”, “que no se inventa”, “que no aparece ni desaparece por arte de magia”, “que convive con nosotros”, “que simplemente forma parte de nuestro mundo (y del más allá)” y también “de nuestras vidas.
Durante la carrera universitaria de matemáticas, cuando te llega el día que pasas de estudiarlas a “sentirlas”, todo cambia; la manera de ver el mundo que nos rodea, y la manera de verte a ti en ese mundo es totalmente distinto…Ese día te pueden pasar varias cosas; creerte más que los demás y acabar sumergido en la soledad matemática, darte tanto miedo el sentirte que tú no eres tan importante y que el mundo y las matemáticas seguirían “estando” y “siendo” aunque tú desaparecieras y decides olvidarte de todo y cambiar tu futuro profesional, o simplemente irte con tus amigos a tomar una cervezas para celebrar que vas a dedicar el resto de tu vida a COMPARTIR con los demás la manera de “aprender a aprender” su forma de “ver” con sencillez (y sin dramatismos) eso a lo que en su un día llamaban “conocimiento”…
¿Y por qué todo esto? Porque este enfoque que tengo como matemático y como profesor a quien le apasiona la Enseñanza, es el que he encontrado en cada uno de los trabajos propuestos por Puntodepapel.
Crear una REBELIÓN DE LAS FORMAS de cómo enseñar a un alumno el paso del plano al espacio, dando vida, voz, color, sentimientos, etc. a cada una de las formas geométricas y objetos matemáticos, viviendo en un mundo difícil de entender, cuestionándose todo, queriendo viajar , mejorar, salir de los límites aparentes, llorando, riendo, enfadándose, ayudándose…hace que en el niño, dentro de su cabeza, se desarrollen ideas, conceptos, etc. de una manera natural y divertida, que sin darse cuenta, les será de vital importancia en su proceso de entendimiento de la realidad y del mundo en el que vive. Pero BUSCANDO A LO que hace que el niño aprenda sin apenas darse cuenta, ¿PODRÍA (puede) ser peligroso por dos motivos?, Uno, porque el niño se acostumbra a que no necesita ningún esfuerzo para dar pasos hacia adelante, y cada vez que le propones alguna actividad que implique el mínimo esfuerzo físico y/o mental, se niegue EL MUY PUNTO… Y el otro motivo, porque el alumno no aprecie esta manera de aprender y pase a ser un FASTASMILLA que va diciendo a sus compañeros que ha nacido así de listo/a y provocándoles el deseo de que llegue un DRAGÓN Y le achicharre CON-CERTEZA…
PUES YO CREO QUE SÍ.
Lo mismo que construimos una casa de ladrillos, un coche de metal, un avión DE PAPEL, poder permitir al alumno que construya MATEMÁTICAS, con sus propias manos, siguiendo un cuento, doblando, abriendo el cubo y descubriendo el THERESIO que hay en su interior…es darle la oportunidad de que, a posteriori, sea el propio alumno el que “enseñe matemáticas” a su otro yo frente al espejo, a sus hermanos, a sus padres, a sus abuelitos, a sus amigos, a su perro, a PAULHEXAEDRO…
En cada uno de estos trabajos se mezcla MATEMÁTICAS, ARTE y LITERATURA, y dentro de cada una de ellas, todas las múltiples variantes, opciones y apartados existentes, tratados con un respeto, gusto, originalidad, etc. que tiende A INFINITO.
Pero yo añadiría una cosa más; ¡IMAGINACIÓN! y más que por la parte de las autoras (que no hay duda de que la tienen…), por la parte del niño, del alumno. Su IMAGINACIÓN le permitirá seguir CONSTRUYENDO MATEMÁTICAS por sí mismo ya que habrá logrado APRENDER A APRENDER el mundo que le rodea y a ser el PROTAGONISTA de su propio aprendizaje, y del cuento que narrará su historia desde su niñez como alumno en Primaria, como estudiante en Secundaria, como universitario o formándose,…y quién sabe si, como PROFESOR DE MATEMÁTICAS…
Sin lugar a dudas el paso del plano al espacio, es una de las nociones, ideas, conceptos, etc. que más dificultad les puede causar a nuestros alumnos. Intentar explicarlo de una manera natural, sencilla, cercana, original, divertida, entretenida, etc. es uno de los grandes retos de los maestros y profesores de matemáticas, ya que este objetivo es fundamental para que el alumno comprenda y adquiera una capacidad crítica del mundo que le rodea.
Por ello, como profesor, estoy a favor de todas las técnicas, estrategias, instrumentos, etc. Que se lleven a cabo dentro del aula para ir introduciendo estos contenidos en el alumno desde pequeño. Pero si se consigue que sea el propio alumno el que con sus propias manos pueda fabricar esos contenidos, además podrá extraerlos fuera del aula, y llevarlos a su casa, parque, etc. y podrá compartirlo con sus hermanos, amigos, padres, abuelos, etc. Resalto la importancia de que el alumno adquiriera estos conocimientos desde su niñez, para que no aparezcan grandes dificultades y/o carencias en su proceso de enseñanza-aprendizaje en sus años posteriores.
Aplaudo la idea de contar un cuento, una historia, de fabricar una marioneta, de enlazar ideas, conceptos, nociones, etc. de mezclar Matemáticas , Arte y Literatura de una manera tan particular; bajo la experiencia pedagógica, la estética del dibujo y de los colores, la calidez de las palabras y de la poesía, la transformación de las formas, la selección de los contenidos, etc. y la responsabilidad de la transmisión de valores.
Considero que cada profesional debe aplicar estos instrumentos de una manera libre, en función de las características de su alumnado, centro, punto de vista, etc.

Alfonso de la Torre (Teórico y crítico de arte, especialista en arte español contemporáneo)

LOS HIJOS DE DUCHAMP
¿Arte, matemáticas, literatura, ingenio, preguntas sobre la creación?, ¿No será “Punto de papel” la descendencia lógica de Marcel Duchamp?.
Territorio de símbolos y complejidades, en el que prima la vindicación del arte y la reflexión, -“laboratorio creativo”, es terminología de este centro incandescente que es “Punto de papel”-, aventura intelectual concebida por seres elogiadores de la curiosidad que parecen así encarnar al arte después del llamado fin del arte.
En cierta medida, aun creando en voz baja, parecen sentenciar que en la complejidad de lo visible, el arte no reside tanto en el objeto escogido como en su energía, la capacidad de este de sugerir el escenario fantástico del mismo.   Como Duchamp, “Punto de papel” considera que los proyectos artísticos deben alejarse de los medios tradicionales del arte, para llegar a soluciones inesperadas, quizás a través de “historias mínimas” o complejas composiciones de inesperado aire ligero.   El acto creativo, en ellos, es tan importante como el resultado.
Acabo concluyendo que no son una “editorial”, sino más bien fabricantes de cosas mentales, de ready-mades.

Adela Torres (Maestra de Educación Infantil. Catedrática en Orientación Educativa)

Me cuesta expresar con palabras la gran emoción que me inspiran vuestros trabajos, pero, que puedo decir yo, que tengo el gran honor de participar de vuestras primicias y experimentarlas con mis nietos, esos personajillos que me llenan de felicidad y alegría; es en nombre de ellos y de todos los niños y los no tan niños que quiero daros las gracias por compartir con todos nosotros esas obras de arte tan creativas y motivadoras que hacen posible disfrutar aprendiendo; y así hemos pasado el verano jugando con Fantasmilla, PaulHexaedro, Theresio, han fomentado en mis niños, valores, emociones, respeto en los juegos, creatividad, ilusiones…..Gran Proyecto de trabajo, con propuestas pedagógicas que aportan una novedosa visión de la enseñanza. Seguid creando, la sociedad y la enseñanza en particular necesitan de profesionales como vosotros. Enhorabuena.

Isidro López-Aparicio (Artist, Senior Lecturer in Fine Art. Phd. Granada University. Honorary Chairman of the Fine Art European Forum. Paradox Master in Environmental Management, EU

En tiempos donde lo tecnológico predomina, parece que la innovación sólo puede venir desde plataformas digitales. Puntodepapel es un claro ejemplo de que cuando la creatividad, la profesionalidad y la pasión se unen, l a educación encuentra canales innovadores en cualquier soporte. Sus ediciones son un claro ejemplo de la eficiencia pedagógica basada en el estímulo de las sensaciones, las emociones, la curiosidad, la lógica y la “ilógica” del conocimiento. Son capaces de sorprender e ilusionar a los niños mientras se forman conocen y desarrollan habilidades incluso en aquellas áreas que normalmente son asociadas a la dificultad. Su trabajo alcanza la máxima excelencia, ya que, cada producto que editan tiene una coherencia conceptual y formal, se cuida hasta el más mínimo detalle, que se convierten en obras de arte, dignas de la mejor colección.